lunes, julio 29, 2013

El Pic du Midi y sus hermanos pequeños


Algo que empezó como una quedada entre amigos para hacer unos cuantos puertos pendientes pudo haber acabado en una de las cosas más bonitas que haya hecho sobre la bici. Al final no resultó, pero igual que un viaje no dura sólo el tiempo que estás fuera de casa, un proyecto como éste no consiste sólo en realizarlo sino también en proyectarlo, ilusionarse y marcarlo como reto. Es la subida al Pic du Midi via Tourmalet, un reto magnífico, bellísimo y que vale la pena mantener en la nevera hasta que todo cuadre para poder llevarlo acabó con éxito.

Como digo todo empezó con la propuesta de Angel para hacer un etapón en el Pirineo con nada menos que 3 cromitos que me faltaban en la colección: Hautacam, Cauterets-Pont d’Espagne y Spandelles. Había que hacerlo sí o sí.

Pero la verdad es que con mi estado de forma una etapa con esas tres subidas (además de Soulor), se me antojaba una etapa demasiado ambiciosa para terminarla de forma decorosa, con lo que decidí anticipar mi viaje a Argeles Gazost para adelantar trabajo y subir Hautacam. Eso sí, aproveché el viaje para hacerlo por Ainsa y Tunel del Bielsa, de manera que pude acercarme a Beyrede, donde nace otro puerto, bastante desconocido y a tramos muy duro que se llama como el pueblo de la base, Col de Beyrede. Es una subida paralela a Aspin y Hourquette d’Ancizan, que permite pasar del valle del Neste al valle de Campan. “El desconocido” como titulaba un artículo del Miroir de Cyclisme de los años 80, artículo que me hizo descubrir este pequeño coloso.

Una vez coronado Beyrede, vuelta al coche y camino a Argeles azost para conquistar Hautacam, una subida de 17 km muy conocida por el paso del Tour de Francia, en especial los años 1992 con victoria de Luc Leblanc por delante de un Indurain siempre generoso, y el año 1996 con Bjarne Riis subiendo a plato, Mr. 60% ridiculizando a sus rivales en un Tour que éramos tan ingenuos que pensábamos que Indurain iba a remontar y ganar su sexto Tour consecutivo. En fin, una subida bastante dura, pero asequible si se sube “a balón parado”.

El día siguiente, sábado, era el día D para intentar el ataque al Pic du Midi. Me había llevado las dos bicis, y lógicamente el intento lo iba a hacer con la BTT. Era la primera vez que iba a subir el Tourmalet por Luz St Sauveur y Bareges, con lo que tenía varios alicientes para ese día, entre ellos también descubrir la “Via Fignon”, trazado clásico del Tourmalet pero que con la reciente abertura de una nueva carretera más amplia, se ha quedado para uso exclusivo de ciclistas en dirección subida. Además, las recientes inundaciones en Bareges había provocado el cierre de la carretera y sólo unos pocos días antes la carretera había sido abierta de nuevo.

Total, que subir Tourmalet con ruedas gordas hace que el tiempo empleado en su ascensión sea muy superior al habitual. Muchos ciclistas me pasan, todos ellos vascos o españoles, mientras atravesamos las múltiples zonas que se han visto afectadas por las inundaciones.

Cuando corono el Tourmalet, rápida Cocacola en el mítico bar de la cima, donde me informan que la pista que lleva al Pic du Midi está cubierta por la nieve unos cientos de metros más arriba. Información que coincide con la que había obtenido en nuestro hotel de Pierrefite Nestalas. Sin embargo, no hago ni caso y ahí me que dirijo a comprobarlo personalmente. La pista está limpia de nieve por más de 5 km, hasta llegar a Col du Sencours, aunque en muchos tramos la nieve se queda acumulada a los costados, también en el paso de dos túneles que hay que atravesar hasta llegar a Sencours. Ahí se vislumbra perfectamente el Pic du Midi y su observatorio espacial. En el Col de Sencours (2.378 m.) se pueden apreciar los restos de una edificación que en su día debió ser un hotel o restaurante. A partir de ahí la pendiente se  incrementa de forma notable y el estado de la pista empieza a ser mucho peor, hemos empezado el trayecto hacia Col des Laquets. De pronto, en una curva a izquierdas, una muralla de nieve impide el paso. No es que sea un trozo de pista cubierto de nieve, es que tiene una altura que no permite sobrepasarla. Sí que es posible bordear la nieve por el interior de la pista, pero decido parar ahí la aventura porque sospecho que en los 500 metros de desnivel que faltan me voy a encontrar con numerosos problemas parecidos.
Mucho mejor intentarlo en otro momento con la bici aparcada abajo en el Tourmalet y hacer esto corriendo o andando. Esa es mi idea hoy por hoy. Volver y coronar Pic de Midi a pie un día de estos. Lo cortés no quita lo valiente, y también tengo que decir que me motiva subir en el telecabina que llega al Pic du Midi y que sale de La Mongie, la estación de esquí que hay a media subida desde Campan.

Por tanto, decepción por no conseguir hacer cima, pero estaba satisfecho de haber hecho el intento y de que el día me hubiera acompañado. Precioso.

La tarde la dedico a hacer turismo religioso en Lourdes (dicen que la segunda ciudad más visitada de Francia después de París) y ya me preparo para la etapa final del domingo, la que realmente había sido el primer objetivo del viaje a Argeles.

El domingo iniciamos la etapa subiendo a Cauterets, y de ahí, por una carretera que también se ha reabierto recientemente tras los desperfectos provocados por las inundaciones, hacia Pont d’Espagne. Todo lo fácil que es hasta Cauterets se vuelve difícil a partir de ahí. Una vez se llega al gran Parking hay que continuar unos cientos de metros hasta el Pont d’espagne con unas impresionantes cascadas detrás, y la carretera se puede seguir durante varios km por unas zonas preciosas y unos altiplanos verdes, muy verdes, en esta época del año.

Rápida bajada hacia Argeles y de ahí tomaremos una carretera secundaria que nos llevará hasta Col des Borderes, alternativa muy atractiva de los primeros km de Soulor, aunque con tramos ciertamente muy duros, sobre todo al final. Una vez coronado bajamos hasta Arrens, desde donde faltarán 8 km a un 8% de media hasta la cima de Soulor. Mi estado ahí ya es precario, he sufrido mucho los últimos dos km hasta coronar. El tiempo se está complicando y unas nubes amenazadoras se ciernen sobre esa zona del Soulor y su vecino cercano Aubisque, parece que nos vamos a mojar. Se me pasa por la cabeza dejarlo ahí y bajar directo a Argeles pero falta por subir Spandelles, un puerto considerado BIG, con casi 10 km a una media casi el 8,5% (853 metros de desnivel).

La lluvia nos coge de lleno, pero esta vez, en lugar de ser un problema es una bendición, y en mi caso parece que me ayuda a sobreponerme (eso y el bocadillo en el Col de Soulor!), y vencer este puerto de carretera estrecha, solitaria y sin señalización, a diferencia de todos los puertos que hemos pasado estos días, con cada kilómetro perfectamente indicado, con su altitud, lo que falta hasta la cima, y el desnivel medio del último kilometro.

Para ir concluyendo, fin de semana para recordar, con un etapón final de 110 km y 3000 metros de desnivel. Menos mal que quitamos Hautacam, respecto a los planes iniciales! Y 4 puertos BIG más al saco. Pero con la pena de no haber coronado Pic du Midi, una cima que desde ya pongo en la lista de cosas urgentes que hay que hacer.

2 comentarios:

SMM dijo...

Mira que creo que conocer aquella zona como la palma de mi mano, pero gracias a ti el Col de Beyrede lo acabo de descubrir y lo pongo en la lista de pendientes.

Respecto al Pic du Midi, yo tb tengo en la lista de pendientes subir desde el Tourmalet y desde la Mongie en el funicular, ya que esto ultimo las dos veces que lo he intentado, cerraron el funicular por viento y me quede con las ganas.

Si lo hago, tengo claro que lo hare con una bici de ciclocross.

Por cierto, el 8 de Agosto estare por Furka, Nufenen y san Gotardo, llevo muy presente tu articulo, aunque nosotros tb meteremos el Grimsell segun bajamos hacia Ulrichen. Amen de otros puertos claro esta.........

Un saludo.

Claudio Montefusco dijo...

Hola! Gracias por tu comentario! Cuando hagas Beyrede, te recomiendo hacerlo por la vertiente de Arreau que empieza en Beyrede mismo. Por la otra vertiente, a mitad del Aspin, me han dicho que el asfalto está horroroso. Cuidado! Sobre Pic du Midi, me temo que a partir de Sencours el estado de la pista i la pendiente va a dificultar mucho su ciclabilidad. Animo que tiene que ser genial llegar arriba!
Sobre Suiza espero que os haga un día tan maravilloso como nos hizo a nosotros. Un día para recordar!